Fin de semana en Barcelona – consejos

Montjuic - Barcelona

Hoy día se ha puesto de moda y se ha convertido en toda una disciplina de viaje, el hecho de los viajes de fin de semana. En este post os proponemos una visita de fin de semana o de dos días a Barcelona.

Comenzamos el fin de semana…

Seguramente llegaremos a la ciudad un viernes por la noche, por lo que lo mejor ese día será salir a tomar algo e ir a dormir, pues nos esperarán dos días de mucho ajetreo. El sábado o primer día entero, podremos pasárnoslo empapándonos de modernismo.

Para ello, podemos coger el Barcelona Bus Turístic Nord por la mañana y poner rumbo a la Sagrada Familia, donde podremos descubrir el riquísimo significado simbólico de un artista constante en Barcelona, Gaudí. Más adelante, en el Park Güell podremos encontrar la clave del juego de Gaudí entre naturaleza y arquitectura. A la hora de comer, podemos dirigirnos a Gràcia, una magnífica opción para comer lo propio y lo ajeno. Veremos, en el paseo de después de comer, cómo este barrio despliega vida por todos los lados.

En el centro de Barcelona

Por la tarde, a las 16h en concreto, una buena idea puede ser ir al “Barcelona Walks Modernisme”, ruta que nos brindará un excelente paseo para disfrutar de una visita guiada por el Passeig de Gràcia y el Quadrat d´Or. Como final del día, podremos cenar en el Born alguna comida exótica y dar un paseo por la encantadora zona medieval y especialmente contemplar Santa María del Mar.

Consejo: un buen hotel es el HCC St. Moritz, muy céntrico.

El último día recomendamos perdernos por el centro de Barcelona. Podemos ir al Barrio Gótico o al Mercado de la Boquería, podemos visitar algunos de los establecimientos más emblemáticos y típicos de Barcelona y, de paso, ver las joyas arquitectónicas de la zona. Aquí se encuentran la Catedral, la Plaza Nova, la Plaza del Rei, la Plaza Sant Jaume y la Plaza del Pi, toda una serie de plazas únicas que acogen todas ellas una esencia y ambiente muy barcelonés.

Recomendación de hoteles en el Barrio Gótico de Barcelona

Incluso podemos hacer algunas compras en el Portal del Ángel, arteria comercial de Barcelona por excelencia. Después de comer podemos irnos a Pedralbes y visitar el Monasterio y si nos queda tiempo incluso el Camp Nou, estadio del Fútbol Club Barcelona.

Así pues, Barcelona no se puede visitar en dos días, pero sí que se puede captar su potencial, su ambiente, su gente y sus costumbres. Un fin de semana en Barcelona se nos quedará corto, por lo que nos veremos casi moralmente obligados a volver. De todas maneras, con la gran cantidad de vuelos que hay hasta la ciudad, eso no supone ningún problema.

Para informarse y encontrar alojamiento:

Print Friendly, PDF & Email

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top