Bulgaria, un país de gran riqueza cultural

Monasterio de Rila en Bulgaria

Bulgaria es un país situado al sur de Europa, que limita con Rumanía, Serbia, la República de Macedonia, Grecia y Turquía.

Además de la gran belleza de muchos de sus lugares, y de la importancia de la naturaleza en todo su territorio, destaca por su gran riqueza cultural.

Bulgaria: patrimonio cultural y artístico

La cultura de Bulgaria ha recibido influencias de diversas culturas y, debido a ello, es una mezcla de todas ellas, de lo occidental y lo oriental unidos de forma armoniosa, que se encuentran en una cultura diferente, única y excepcional. Diversas civilizaciones, los tracios, los griegos, los romanos, los eslavos, etc. formaron el numeroso e importante patrimonio cultural de este país, declarado parte de él Patrimonio Cultural por la UNESCO.

Algunos de los monumentos y lugares de interés cultural más destacados son el Caballero de Madara, las Tumbas de Tracia, los monumentos de la cultura búlgara medieval o la ciudad de Nesebar.

En Sofía, la capital de Bulgaria, encontramos muchos monumentos de interés cultural tan importantes como el Palacio Real, donde el turista podrá visitar el Museo Etnográfico o la Galería Nacional de Arte, el Teatro Nacional o la Academia de las ciencias, la catedral de Sveta-Nedelya, la iglesia de Boyana o la Iglesia de Santa Sofía.

También podremos contemplar la Catedral de Alexander Nevski, uno de los monumentos más importantes del país, un impresionante templo religioso ortodoxo, que dejará asombrado a todo visitante por su gran belleza y grandeza.

Catedral de Sofía - Bulgaria

Bulgaria tiene además un patrimonio muy rico en lo que respecta a las artes visuales religiosas, que se ve especialmente en frescos y murales, producidos en gran parte por la escuela artística de Tarnovo. Se exhiben asimismo diversas obras de artistas búlgaros en numerosos museos, entre ellos el Museo Nacional de Arqueología y la Galería Nacional de Arte.

Bulgaria y su patrimonio musical

La música tiene también un lugar destacado en la cultura de este país, cuya tradición se remonta hacia los comienzos de la Edad Media. La música folclórica búlgara tiene un sonido distintivo, debido a los instrumentos tradicionales que se utilizan, como el gudulka, la gaida o el kaval.

También tiene importancia la música clásica, con compositores como Emanuil Manolov o Marin Goleminov o cantantes de ópera como Boris Hristov. En cuanto a la música moderna, está representada en el conocido festival de verano “Espíritu de Burgas” que se celebra anualmente en la ciudad de Burgas.

Podéis encontrar alojamiento en: Hoteles en Bulgaria

Print Friendly, PDF & Email

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top